martes, 22 de junio de 2010

Dios existe. Y rapea (entre otras cosas)

Fuimos a un concierto suyo hace menos de dos meses. Reaparecía en Zaragoza, su ciudad, con rap, sí, pero esta vez aliñado con una salsa jazzera que ligaba perfectamente sus ritmos agridulces con sus rimas puntiagudas, creando un sonido pluscuamperfecto.

La verdad es que Lechowski siempre me ha hecho tilín o me ha rozado la conciencia con su prosa, pero como con los mejores directores y los escritores más geniales, a Rafael se le aprecia más cuanto más se le escucha. Cada nueva sesión abre puertas en su lírica, llevando al oyente a otros pensamientos, situaciones y sensaciones.

El caso es que nada más llegar de una excursión pintoresca por el sur de Londres, no sabía que poner de música, así que apareció en mi mente como en youtube, este video. Especialmente bueno en directo, con banda de jazz. Auténtico, con personalidad y cargado de la verdad más cruda. Sesé lo sabe.

Espero poder extenderme más otro día. De momento que sirva de aperitivo de algo más suculento. Que aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada